04 abril 2020

04/04/2020 COMUNICADO de la Consejería de Educación

04/04/2020

La Consejería de Educación manifiesta que, ante la suspensión de la actividad lectiva presencial, su prioridad es garantizar el derecho a la educación de todo el alumnado, coordinar las acciones docentes en colaboración con los equipos directivos y el profesorado de los centros e informar a las familias de las decisiones que le corresponden en el uso de sus atribuciones. 

A través del portal web Educastur, se han hecho públicas las indicaciones sobre diferentes aspectos derivados de esta situación excepcional. Estas recogen la posición oficial de la Consejería y han sido comunicadas, compartidas o consensuadas, según las funciones correspondientes, con órganos como los Comités de Dirección de educación primaria y educación secundaria, la Junta de personal docente, o Asociaciones y Confederaciones de madres y padres del alumnado. Asimismo, se han tenido en cuenta las orientaciones proporcionadas por el Ministerio de Educación y Formación Profesional a las Comunidades Autónomas. 

Una de las cuestiones abordadas ha sido la evaluación y promoción del alumnado. A este respecto, la Consejería ha informado que durante el tercer trimestre se trabajará fundamentalmente sobre aspectos relacionados con las competencias clave. A la hora de la valoración y evaluación -que, de forma inexcusable, habrá de realizarse- se tendrá en cuenta todo lo trabajado a lo largo del curso, más las tareas que se realicen a partir de ahora, sin que ello suponga incremento de materia, sino una selección de contenidos y competencias que debe desarrollar el alumnado, adecuadas a la edad y a la etapa educativa, con especial atención al alumnado con necesidades especiales. Sí se podrá avanzar materia en 2º de Bachillerato, siempre que se pueda acceder a todo el alumnado y que no suponga exclusión o discriminación. No obstante, lo que se avance no será evaluable en perjuicio del alumnado, sino que únicamente podrá tenerse en cuenta a favor de este. 

Para adaptar y armonizar todos los procesos educativos, cada centro elaborará un Plan de trabajo para el tercer trimestre que incluirá coordinación docente, criterios para las tareas que recibirá el alumnado, criterios y procedimientos coordinados para la evaluación y los cauces establecidos para la información a las familias. La Consejería remitirá a los centros instrucciones concretas con orientaciones para elaborar este plan, cuya supervisión y asesoramiento llevará a cabo el Servicio de Inspección Educativa. 

La Consejería de Educación respalda y valora, como no puede ser de otra manera, la dedicación, compromiso y esfuerzo que está realizando todo el profesorado junto con las direcciones de los centros para proporcionar el mejor servicio educativo posible en estas difíciles circunstancias.

Carmen Suárez Suárez
Consejera de Educación